Forbes Uruguay
03 Enero de 2023 16.03

Derek Saul

Bankman-Fried se declaró inocente en uno de los juicios de guante blanco más grandes de la historia de EE.UU

Si es hallado culpable, el ex CEO de FTX podría ser condenado a 115 años de prisión.

Sam Bankman-Fried se declaró inocente de los cargos relacionados con el colapso de su imperio de criptomonedas, preparando el escenario para uno de los juicios penales de guante blanco de más alto perfil en la historia de Estados Unidos.

El deshonrado fundador del criptoexchange FTX y el fondo de cobertura Alameda Research llegó al juzgado con un traje azul y una mochila de North Face, acompañado de guardaespaldas con un enjambre de prensa.

Un juez federal accedió a una solicitud presentada el martes por la mañana por los abogados de Bankman-Fried para mantener en privado las identidades de las personas que firmaron conjuntamente una fianza multimillonaria para su liberación, y el equipo legal de Bankman-Fried citó riesgos para la seguridad de los dos garantes dadas las amenazas. de “daño físico” contra sus padres.

El fundador caído en desgracia de la exchange cripto FTX y del fondo de cobertura, Alameda Research, se declaró inocente hoy en la audiencia de lectura de cargos en un tribunal federal de Nueva York.

Los fiscales acusaron a Bankman-Fried de ocho cargos penales el mes pasado, entre ellos cometer fraude electrónico a clientes y prestamistas, conspirar para cometer blanqueo de dinero e infringir las leyes federales de financiación de campañas.

Sam Bankman-Fried
Sam Bankman-Fried

La declaración de Bankman-Fried seguiría a las declaraciones de culpabilidad de sus principales “compinches”, Caroline Ellison, ex consejera delegada de Alameda, y Gary Wang, cofundador de FTX, por cargos relacionados con el presunto plan para estafar a los inversores de FTX y apropiarse indebidamente de los fondos de los clientes.

Wang se comprometió a trabajar como "testigo colaborador", mientras que Ellison afirmó, durante su declaración de culpabilidad, que ella y Bankman-Fried orquestaron un plan para robar miles de millones y que "sabía que estaba mal".

 

115 años. Esa es la pena máxima de prisión a la que se enfrenta Bankman-Fried si es declarado culpable de todos los cargos.

 

Sam Bankman
Sam Bankman

Bankman-Fried, un californiano que residía en las Bahamas y tenía allí la sede de FTX, fue detenido por las autoridades bahameñas el mes pasado y posteriormente extraditado a EE.UU. Bankman-Fried, de 30 años, fue puesto en libertad bajo fianza de 250 millones de dólares el 23 de diciembre, regresando a la casa de sus padres en Palo Alto.

El gobierno estadounidense "quiere dar un escarmiento" con Bankman-Fried, declaró a Forbes Carl Tobias, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Richmond. "Creo que la cuestión en el futuro va a ser: ¿Va realmente a juicio o va a llegar a algún tipo de acuerdo con la fiscalía?".

La prisión de Sam Bankman-Fried
 

El caso de Bankman-Fried ha suscitado comparaciones con los de otros notables defraudadores de guante blanco, como Bernie Madoff, que recibió una condena de 150 años de prisión por estafar a sus clientes unos 60.000 millones de dólares en un infame esquema Ponzi; y Elizabeth Holmes, que cumple una condena de 11 años de prisión por cargos de fraude relacionados con su dudosa empresa de análisis de sangre Theranos.

Nota publicada en Forbes US.

10