Forbes Uruguay
Carolina Abuchalja
Liderazgo

Carolina Abuchalja: "Hoy no sabemos qué buscar en un líder"

Mariana Goday

Share

Carolina Abuchalja, directora de la Universidad de la Empresa (UDE), reflexiona sobre el rol y las características del liderazgo en tiempos de incertidumbre. Asegura que los equipos tienen nuevas características y necesitan otro tipo de vínculo con el líder.

09 Julio de 2024 13.04

¿Cómo es un buen liderazgo hoy?

El líder es quien sabe articular con un grupo de personas para llegar a un fin. Pero las personas cambiaron y el mundo también. La pandemia fue un punto de inflexión, pasamos de ser seres sociables a tener una computadora como única herramienta para socializar. El líder se encontró con personas diferentes. Y una de las características del liderazgo es, justamente, la adaptabilidad. Muchos pudieron sostener esta característica y otros no. 

¿Ves un escenario de debilidad del liderazgo?

La gente no visualiza líderes claros y eso se puede deber a que muchos no lograron adaptarse a la nueva realidad. Con la pandemia cambiaron los marcos de referencia. Cuando parecía que volvíamos a una nueva normalidad y la gente más o menos estaba buscando su piso firme, aparece la inteligencia artificial (IA) generativa y empezamos a hablar de desempleo, de carreras obsoletas... Otra vez un piso que no era firme y un montón de gente se empezó a cuestionar hacia dónde ir.

¿Cuáles son las consecuencias de tanta incertidumbre? 

Fundamentalmente, el miedo permanente a que las variables vuelvan a cambiar. ¿Cómo hacés para generar certezas en un mundo donde lo único que existe son incertidumbres? Una guerra mundial, otra pandemia, el alcance de la IA. Son todas incertidumbres.

¿Cómo viven los trabajadores, principalmente los jóvenes, este contexto?

Quieren vivir todo de golpe por las dudas de que todo se termine mañana. Entonces, no les interesa formalizar en empresas por un período muy largo de tiempo, no tienen definido por cuánto tiempo se pueden proyectar. Son incertidumbres profundas. Toda revolución genera una crisis que después tiende a suavizarse, pero estamos en medio de la revolución.

¿Y cómo impacta esto al líder?

Ahora la gente que tienen a cargo no se proyecta a cinco años, lo hace a un año. El líder tiene que entender que se está enfrentado a esa situación. ¿Qué es lo que le puede dar a su equipo para poder trabajar y proyectarse?  Habilidades portátiles o transferibles, como les llamo a las habilidades blandas. Son las habilidades humanas, como la capacidad de comunicación, de escucha y de trabajo en equipo.

Hoy lo que hace un buen líder es saber comunicar y lo que le falta a esta sociedad es precisamente comunicación. En esta ansiedad en la que vivimos, no nos comunicamos. Comunicar no es solo la comunicación verbal sino también la comunicación no verbal. El 93% de la comunicación es no verbal, decimos mucho más con los gestos que con las palabras. Creo que el lenguaje corporal hoy tiene más importancia. Vos tenés que conocer a la gente que liderás, si ves sus gestos vas a saber cómo llegar a esa persona. Conociendo a las personas vas a encontrar la manera de comunicarte de forma eficaz.

¿Qué puede hacer un líder para tener un equipo que, con todas estas características, funcione?

Empoderarlo. Hoy empoderar a la gente hace que se sienta comprometida. El líder marca objetivos y acciones. Una vez que marca esto, abre la cancha y consulta cómo piensan, cómo creen que se puede llegar a los objetivos. Algunas de las ideas, si son buenas, las va a tomar y eso empodera a la gente, la hace sentir parte, la compromete y se pone la camiseta. Y si además no solo dice lo que hay que hacer, sino que es parte del camino, la gente se involucra más. 

Hoy más que nunca la gente necesita que no solo la llamen al escritorio para decirle lo que hace mal, es necesario que reafirmemos lo que hace bien. Necesitan motivación y escucha. Si no le das el tiempo de decir lo que les pasa, es imposible que después rindan en el trabajo. El desafío es volver a construir los vínculos y el contacto que se perdieron en la pandemia. Es más cómodo hoy hacer una llamada y verte que ir a la casa de alguien y saludarlo. Es volver a eso. 

¿Y cómo debe vincularse el líder con las nuevas herramientas?

El énfasis en el desarrollo de las habilidades portátiles como una estrategia clave para adaptarse y prosperar en un mercado laboral altamente dinámico y competitivo. La capacidad de combinar habilidades técnicas con habilidades humanas y adaptativas resalta la importancia de estar preparados para enfrentar los desafíos y oportunidades que nos depara un futuro cada vez más digitalizado y automatizado

Los líderes deben ser ágiles en sus acciones, dejando de lado los extensos planes estratégicos en favor de la ejecución y la innovación constante. La capacidad de adaptarse y de actuar con rapidez se convierte en una habilidad crucial en un mundo donde la competencia es feroz y los cambios son constantes.

loading next article
10