Forbes Uruguay
España Mundial Qatar 2022
Qatar 2022
Share

La selección española abandonó el tradicional estilo aguerrido de su fútbol, que le valió el apodo de "La Furia" y Luis Enrique prefirió bajar el promedio de edad en todas las líneas, lo que impuso una nueva filosofía con grandes resultados.

09 Noviembre de 2022 14.07

Con apenas un sobreviviente de la histórica conquista en Sudáfrica 2010, el seleccionado de España se presentará en el Mundial de Qatar enfocado en recuperar protagonismo de la mano de una nueva generación de jugadores moldeados por los criterios de la refundación del fútbol nacional iniciada a principios del siglo XXI.

En su mayoría, los futbolistas españoles al mando del entrenador Luis Enrique desarrollaron su etapa formativa después de la llegada del técnico Luis Aragonés a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en 2004, lo que impuso una nueva filosofía con grandes resultados.

Desde entonces, la selección española abandonó el tradicional estilo aguerrido de su fútbol, que le valió el apodo de "La Furia", por una propuesta basada en la tenencia del balón, el pase y la ambición ofensiva, un aspecto que también se constata al momento de la presión tan cerca del arco rival como sea posible.

 

Luis Enrique
Luis Enrique comanda a la Selección de España en Qatar 2022

 

Con el nuevo ADN implantado por el "Sabio de Hortaleza" y tras la frustración de Alemania 2006, España comenzó la etapa más virtuosa de su historia a nivel selección, a caballo de una camada de futbolistas excepcionales en todos los ámbitos: psicológico, técnico y táctico.

La conquista de la Euro 2018 fue el primer mojón de un ciclo que continuó con lucidez Vicente Del Bosque con la conquista de la primera Copa del Mundo en Jonhannesburgo mediante el eterno gol de Andrés Iniesta en el tiempo agregado de la final ante Países Bajos.

Dos años después llegó la renovación del título continental en Polonia-Ucrania a modo de confirmación de la hegemonía española, impuesta con la soberbia de su calidad futbolística.

El proceso de Del Bosque comenzó a decaer en Brasil 2014 por una sorpresiva eliminación en primera ronda tras perder ante Países Bajos y Chile en los dos primeros partidos.

 

 

A ese fracaso le siguió una frustración en la Euro 2016 (octavos de final) y otra del mismo tenor en el Mundial 2018 pero con ribetes escandalosos por el despido del DT Julen Lopetegui a dos días del debut, luego de conocerse un acuerdo para asumir en Real Madrid.

Cumplida la actuación en Rusia bajo el mando de una figura emblemática como Fernando Hierro, por entonces director deportivo de la RFEF, llegó el tiempo de Luis Enrique, otro apellido con historia en "La Roja".

El asturiano, tres veces mundialista como jugador (1994, 1998 y 2002), asumió con el antecedente de una brillante etapa en Barcelona, que tuvo su esplendor en la temporada 2014/15 con la conquista del triplete: Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones de Europa.

Luis Enrique puso en marcha un recambio paulatino pero profundo en el seleccionado, del que se alejó unos cinco meses por la grave enfermedad de su hija Xana, fallecida con 9 años en agosto de 2019.

 

Infografía de España en los Mundiales (Télam)
Infografía de España en los Mundiales (Télam)

 

A su regreso, devolvió al equipo los estándares de la buena época de Aragonés y Del Bosque y lo transformó en protagonista de todas las competencias que afrontó.

Así España fue finalista de la Liga de Naciones 2020/21, quedó a las puertas de la coronación de la Euro tras caer por penales ante Italia en Wembley el año pasado y se clasificó con autoridad a Qatar 2022 tras adjudicarse su grupo en las Eliminatorias de la UEFA con una campaña de 6 victorias, 1 empate y 1 derrota.

Durante todo ese tránsito el único futbolista indiscutido de la vieja guardia fue el histórico mediocampista de Barcelona Sergio Busquets, que se prepara para su cuarta Copa del Mundo consecutiva.

El central Sergio Ramos, capitán en Rusia 2018, perdió terreno desde su salida del Real Madrid y su primera temporada ociosa en el París Saint-Germain, lo que hace improbable su convocatoria, aún en momentos que dispone de mayor continuidad en su club.

 

 

Desde el año pasado a hoy apenas tuvo dos participaciones con "La Roja" en la campaña clasificatoria para Qatar.

Luis Enrique ha preferido mayormente jugadores jóvenes y nuevos en todas las líneas, tales los casos de Unai Simón (25), Eric García (21), Pau Torres (25), Rodri (26), Dani Olmo (24), Gavi (18), Pedri (19), Ferran Torres (22) y Ansu Fati (19).

Con su nueva armada, la selección española, séptima clasificada en el ranking FIFA, jugará su 16to. Mundial, en el que será cabeza de serie de Grupo de la Muerte (E).

Costa Rica será su rival en el estreno (miércoles 23 a las 13:00 en el estadio Al Thumama), el tetracampeón Alemania le tomará examen en el mejor partido de la fase regular (domingo 27 a las 16:00 en Al Bayt) y Japón llegará en el tercer turno, el jueves 1 de diciembre en el estadio Khalifa Internacional.


*Nota publicada en Télam

loading next article
10