Forbes Uruguay
Jaime Miller, director de Capital Oriental y gestor de Zorzal
Money

En su debut en la bolsa, Zorzal vendió acciones por US$ 5,6 millones e invertirá en cuatro tecnológicas uruguayas

María Noel Durán

Share

Jaime Miller, gestor de Zorzal, conversó con Forbes Uruguay tras sus primeras dos jornadas en la Bolsa de Valores de Montevideo.

05 Julio de 2024 10.29

La empresa Zorzal fue estructurada por Capital Oriental con la intención de invertir en la industria tecnológica uruguaya para apalancarla y, a su vez, convertirse en un instrumento de inversión dirigido al mercado minorista de clientes de corredores de bolsa.

 El director de Capital Oriental y gestor de Zorzal, inversiones tecnológicas, Jaime Miller, afirmó: "No hay muchas acciones en el mercado de valores uruguayo y creo que desde ese punto de vista estamos aportando algo nuevo". En este marco, Miller dio detalles del inicio de Zorzal, los beneficios de invertir en la bolsa y sus perspectivas a futuro. A continuación, un resumen de la conversación que mantuvo con Forbes Uruguay.

¿Cómo fue el debut de Zorzal en la bolsa de valores de Montevideo?

Esta emisión fue pensada para el cliente minorista de los corredores de bolsa, un producto triplemente innovador para que ofrezcan a sus clientes porque es una emisión bajo el régimen simplificado del Banco Central, es una acción, no es deuda y responde a una compañía que no tenía actividad previa, sino que la constituimos para este propósito específico; nació con el capital que se suscribió el miércoles 26 y el jueves 27 de junio.

Estamos muy contentos con la respuesta que tuvimos, el primer día que era donde estaba el grueso de los candidatos a suscribirse, se suscribieron US$ 4,9 millones y el segundo día otros US$ 700.000 con lo cual llegamos a US$ 5,6 millones de suscripción.

Ya firmamos el documento de emisión donde aceptamos estos aportes y quedó constituido el capital de Zorzal.

¿Qué características tienen las tecnológicas en las que invertirá Zorzal y con cuáles comenzará?

El prospecto establece que vamos a invertir en empresas de tecnología uruguayas que tengan ciertas características. En primer lugar, tienen que tener cierta antigüedad, no vamos a adquirir participaciones en startups, sino en compañías consolidadas que tengan, al menos, cinco años de existencia y US$ 3 millones de facturación. Otros requisitos son que tengan, al menos, 10% de EBITDA sobre venta, es decir que tengan buena rentabilidad y que no posean deuda financiera significativa. Además de que su cartera de clientes no sea muy concentrada, es decir, que no haya ningún cliente que sea más del 33% de su facturación. 

Como trabajo previo, Capital Oriental visitó 38 empresas de tecnología que eran elegibles de acuerdo con estos criterios y de ahí salieron cuatro candidatos con los que ya tenemos avances. Esas cuatro no las puedo nombrar todavía porque no están identificadas en el prospecto de la emisión, pero sí puedo decir que cumplen con esos requisitos.

La idea de Zorzal es hacer una sociedad holding de participaciones de compañías de software uruguayas y lo que le pedimos a estas compañías como requisito para comprar sus acciones es que nos paguen un dividendo mínimo equivalente al 7% anual de la inversión de Zorzal.

No son participaciones mayoritarias, queremos ser minoritarios porque la intención no es gestionar estas empresas, están evidentemente bien gestionadas con estos números que tienen. 

Lo que estamos pidiendo son algunos controles mínimos que Zorzal pueda convenir en un acuerdo de accionistas. Por ejemplo, algunas condiciones en las cuales se requiere el voto de Zorzal para avanzar, como endeudar a la compañía o hacer una inversión importante, cosas que se salgan del tránsito que viene teniendo la empresa.

El programa de emisión de Zorzal es hasta US$15 millones, vinieron US$ 5,6 millones y con eso conformamos la primera serie. Quizás en una segunda serie alcancemos ese monto y podamos seguir comprando más participaciones en otras empresas.

¿El próximo paso es un due diligence con estas empresas?

Exactamente. Ahora podemos firmar una carta de intención, donde vamos a evaluar cuál es el dividendo mínimo nos pueden pagar y en función de eso dimensionamos el ticket de la inversión.

Zorzal busca que el dividendo mínimo que estas empresas se comprometen a pagar sea muy fácil de desembolsar para ellos. En un ejemplo de una compañía que factura US$5 millones, si genera una caja libre de US$1 millón nuestro dividendo va a ser, como mucho, de US$ 200.000 por año.

La inversión es cash-out, nosotros no integramos capital en la empresa, sino que le compramos acciones a los accionistas.

En la medida que la participación de Zorzal le dé derecho a más dividendo, se cobrará más y si un año la compañía tiene un dividendo menor, los accionistas tienen que ceder parte de su dividendo para que Zorzal llegue al monto acordado. Es muy parecido a una acción preferida.

En el acuerdo de accionistas se pacta el monto del dividendo mínimo, se acuerda qué porcentaje de acciones vamos a comprar con esa inversión y esas condiciones que mencionaba.

¿Cómo puede apalancar este instrumento a las empresas tecnológicas?

 Cada tanto una de estas compañías se vende, con Zorzal están un paso antes. 

¿Qué ganan las compañías vendiendo el 10% de su capital accionario a Zorzal? Están haciendo un cash out parcial, venden una parte pequeña de su compañía, siguen siendo dueños mayoritarios, pueden seguir trabajando y gestionarla como lo vienen haciendo. 

Casi siempre son tres o cuatro socios y no todos tienen los mismos objetivos, a veces uno quiere salirse, entonces la entrada de Zorzal es una forma de facilitar la salida de un socio que quiere retirarse. Esa retirada tiene dos beneficios, uno es que ninguno de los otros socios tiene que poner dinero para que otro se vaya y, por otro lado, se hace una valuación muy objetiva de la empresa y ese valor es una referencia para los accionistas para cuando venga ese comprador estratégico que quiera comprar la compañía.

En tercer lugar, que venga Zorzal como inversor los motiva a tener mejores procesos de gobernanza porque no es el amigo de la facultad o del garaje, sino que es un inversor y les da esa gimnasia de buena gobernanza. 

¿Qué pasa si la compañía se vende?

En ese caso vamos a tener probablemente una utilidad entre lo que la compramos y lo que la vendimos y esa utilidad se distribuye, pero el capital vuelve y seguramente compremos otra participación. La vocación de Zorzal es permanecer en el tiempo y tener siempre una cartera de ocho o nueve compañías.

¿Qué ventajas tiene invertir en la bolsa?

No estamos acostumbrados a operar con acciones en la bolsa de Montevideo, estamos siendo disruptivos al poner al público la posibilidad de ser socios de la industria del software uruguayo. El operar en la bolsa tiene beneficios tributarios.

Al invertir suele haber muchos costos transaccionales, por ejemplo, cuando se compra un inmueble. En cambio, al comprar una acción en la bolsa, los dividendos que recibís están exonerados de IRPF, por lo tanto, los dividendos de Zorzal no le generan al inversor una retención de IRPF. Si comprás una acción en la bolsa hoy, la vendes dentro de un mes más cara y tenés una utilidad, eso tampoco te genera IRPF, es muy eficiente desde el punto de vista tributario tener una inversión en la bolsa. 

Por otro lado, en la medida que haya compradores y vendedores de la acción de Zorzal, tenés una posibilidad de salirte de la inversión vendiéndola en la bolsa. Tenemos esperanza de que haya mercado secundario porque en la primera jornada no vino un solo inversor y compró todas las acciones, sino que hubo cientos de inversores que pusieron US$ 1.000, US$ 2.000 o US$ 3.000.

Además con Zorzal, al ser una acción y no una deuda, tenés una potencial valorización porque en la medida que las empresas crecen, el valor patrimonial de Zorzal se agranda.

Por supuesto tiene más riesgo porque somos socios de estas compañías, pero la forma de mitigar ese riesgo es la inversión en varias compañías y no en una sola.

¿Cuánto es el monto mínimo que se requiere para invertir y cuánto fue el promedio por inversor en esta primera jornada?

El mínimo son 100 acciones de un peso, o sea que son US$ 2,50, teóricamente podrías comprar US$ 2,50 de acciones de Zorzal. Hay corredores de bolsa que abren una cuenta por US$ 1.000, así que podrías comprar ese monto en Zorzal hoy a través de un corredor de bolsa. 

No tengo el resultado exacto del promedio, pero sí puedo decir que hubo centenas de inversores con tickets de entre US$ 1.000 y US$ 5.000. Fueron US$ 5, 6 millones, el ticket promedio debe estar abajo de los US$ 30.000 o US$ 40.000.

loading next article
10